Dietas

Controlar lo que comemos es esencial para la salud de las venas de las piernas. Unas de las causas principales por las que se puede deteriorar la vena, hasta llegar a convertirse en várices, puede ser ocasionado por lo que comemos, si la rutina alimenticia no es sana, eso se verá reflejado en nuestro organismo. Además de implementar una serie de dietas para prevenir las varices, en general, es obligatorio mantener una alimentación equilibrada para evitar cualquier otra enfermedad más grave.
Sin embargo, en el caso concreto de las várices, se deben evitar principalmente alimentos que ocasionen estreñimiento, por lo que, las dietas para prevenir las varices recomendadas deben incluir gran cantidad de fibra. Igualmente, debe evitarse o limitarse, el consumo de ciertos alimentos que contengan:

– Sal: el sodio en los alimentos, por lo general, provoca retención de líquidos, ocasionando el aumento del volumen de sangre en las venas, por lo cual, facilita la hinchazón de dichas venas en las piernas.

– Grasas saturadas: su consumo aumenta los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre, haciéndola de consistencia más espesa por lo que facilitaría la aparición de trombos. Las grasas saturadas están presentes es los siguientes alimentos: Tocino, alimentos precocinados, nata, mantequilla, carnes rojas, entre otros.

Por otro lado, la dieta ideal para prevenir las varices para aquellas personas que presentan varices, o que quieran prevenirla, tiene que contener los siguientes alimentos:

– Fibra: los alimentos ricos en fibra retienen el agua, favoreciendo la evacuación. Los alimentos ricos en este compuesto son: Frutos secos, verduras, cereales integrales y legumbres.

– Agua: beber de 8 a 9 vasos de agua todos los días, se lograría aumentar en el organismo la fluidez de la sangre y la facilidad para eliminar desechos. Puedes combinarla en zumos o infusiones.

-Antioxidantes: Son muy beneficiosos ya que crean un efecto protector frente a los radicales libres, los cuales son los responsables del envejecimiento, y por ende, del desgaste de las venas y arterias. Presentan una acción antiinflamatoria y vasoconstrictora, para el mantenimiento saludable de las venas. Se encuentra en los siguientes alimentos: Aguacates, aceite de oliva, fresas, coles, uvas, espinacas, zanahorias, fresas, cítricos, etc.

En cuanto a la ropa y posturas, debe evitar totalmente el uso de ropa ajustada, no sentarse siempre con las piernas cruzadas y por largos periodos de tiempo. Para contrarrestar esto, puede realizar pequeños ejercicios de rotación de tobillos durante 10 minutos, y realizar respiraciones profundas cada 45 minutos.