La flebitis es una inflamación en las venas superficiales

Flebitis Superficial o Tromboflebitis

La flebitis es una inflamación en las venas superficiales como lo indica su nombre. Esta inflamación es causada por un coágulo de sangre y de ahí deriva otro de los nombres por el que es conocida, tromboflebitis. Generalmente se tiende a producir en las extremosidades inferiores (piernas) y las personas que padecen de otra enfermedad de las venas, como por ejemplo las varices, tienen tendencia a padecer la misma. Un aspecto bastante interesante y con el que se debe estar muy al pendiente de esta, es cuando una persona debe someterse a tratamiento endovenoso y permanecer con la vía colocada por cierto tiempo.
Tratamiento de la Flebitis Superficial

Síntomas

 

Entre los variados síntomas que se pueden presentar, cuando hay una flebitis superficial el principal factor a estar alerta es un enrojecimiento de la zona, que como ya mencionamos es mucho más común en las extremidades inferiores y que además viene acompañado de un aumento de la temperatura del lugar.

Existen a su vez otros síntomas, son los siguientes:

  • Alta sensibilidad, al tocar o hacer presión se siente un intenso dolor en la zona a causa de la inflamación. Además, el mismo se extiende o prolonga por toda la vena superficial que ha sido afectada.
  • La vena también tiende a endurecerse de forma considerable por lo que cuando esto sucede es más fácil para la persona el darse cuenta de que algo va mal. La consistencia de la vena es mucho más rígida de lo usual y se asemeja más con la sensación de apretar un tendón o ligamento que una vena en sí.

 

Factores de riesgo

 

No sólo aquellas personas que padezcan de varices tienen que estar al pendiente, aunque existe una posibilidad más alta de que se dé, otras personas que no sufran de enfermedades de venas también pueden llegar a presentarlas como consecuencia por ejemplo de viajes muy largos en carretera y una mala posición de las extremidades que no favorezca a la buena circulación.

Después de utilizar una vía endovenosa especialmente si se tuvo por un tiempo prolongado o si se sufrió de algún tipo de traumatismo mientras la colocaban o retiraban, y es más común de lo que se pueda pensar. Otro factor de riesgo es el embarazo, este tipo de padecimientos en general son más propensos durante este período que en cualquier otro momento.