Tipos de medias para evitar las varices

Medias contra las varices

Las varices son padecidas por el 50% de la población mundial, afectando principalmente a las mujeres, en un aproximado de un 80%. Estas se producen en consecuencia a la dificultad que puede tener la sangre en retornar de una manera correcta al corazón, esto se debe, usualmente, a la debilidad que pueden presentar las válvulas que se encuentran en las venas.

Las varices se forman a partir de la acumulación de la sangre que no logra seguir su vía hacia el corazón, generando así una diversidad de síntomas que pueden ir de simples marcas de colores rojo y morado en el cuerpo, al dolor crónico, cansancio, hormigueos en la zona, hinchazón calambres y úlceras.

Medias para evitar las varices
Las principales causas de los problemas circulatorios están fundamentadas por una alimentación deficiente y no balanceada, que pueden llevar a sufrir de condiciones como la obesidad; la falta de ejercicio constante y por la práctica de deportes de alto impacto también pueden debilitar las venas.

Es debido a la importancia que este problema venoso tiene y al gran porcentaje de la población que se ve afectado por el, que la búsqueda de prevenir y tratar las varices se ha hecho tan vital. De esta manera se han podido tanto descubrir nuevos métodos para su tratamiento y eliminación, sin embargo, el perfeccionamiento de los ya existentes también ha sido de gran utilidad.

En la actualidad los métodos de eliminación y tratamiento de varices pueden ser moderadamente complicados pudiendo optar por cirugías, aunque también existe la posibilidad de optar por métodos menos complicados y más llevaderos, como por ejemplo, la mejora de la alimentación, la práctica de ejercicios y la utilización de cremas y ungüentos. Sin embargo, cuando se habla de varices ubicadas en las piernas, son las medias de compresión la principal arma utilizada contra estas en la actualidad, debido a la eficacia que ellas presentan y a los sin duda excelentes efectos que dan a lugar.

Las medias de compresión para varices son consideradas útiles para la prevención y tratamiento de varices. Si no sabes ¿en qué consisten? Comencemos por explicar que las mismas no son más que medias que se ajustan a las piernas del paciente, comenzando en los pies y usualmente terminando en las rodillas; estas tienen el objetivo de mejorar la circulación sanguínea y por ende, aliviar los peores síntomas que las varices pueden generar como el dolor, la pesadez y la hinchazón.

Estas medias están hechas de un material elástico altamente resistente, que permite adaptarse a la forma de la pierna, para así cumplir con su fin de generar la presión necesaria para mejorar la circulación de las piernas. También pueden estar hechas de telas antibacterianas que son especiales para reducir el riesgo de aparición de hongos.

Referirse a las medias de compresión para varices, es hablar de un tratamiento de varices que permite evitar su formación y tratar sus peores síntomas, siendo inútil para la eliminación de estas. Es por ello, que los especialistas suelen recomendarlas para aliviar los dolores y la hinchazón, principalmente.

Las medias de compresión para varices ejercen presión externa sobre las piernas en lugares específicos y de manera decreciente, para ayudar a que la sangre circule de la manera correcta de las piernas hacia el corazón; es desde este punto que parte la importancia de contar con la talla y el tipo de comprensión correcta. De igual forma se debe ser cuidadoso con la elección que se haga en cuanto a la media, sobre todo entendiendo que en este particular tratamiento de varices, la fuerza de la compresión debe ser correcta si se intentan evitar las varices o si se intenta tratarlas, recordemos que no todas las varices son iguales.

La elección de las medias de comprensión para varices ideal dependerá primeramente del tipo de problema que se busca solventar, ya sea respecto a la prevención de las mismas o al intento de mejorarlas de una manera sencilla, pronta y que no genere ningún tipo de efecto secundario.

Las medias de compresión para varices, presentan diversas tipologías, siendo la fortaleza de la compresión y la altura de las medias, las dos principales clasificaciones. En el caso de la fuerza de compresión, esta dependerá de la gravedad de las varices presentadas, ya que mientras mayor sea la complicación, mayor será la fuerza requerida. Para la evasión y el trato de varices en sus primeras fases, la fuerza debe ser menor. Sin importar del tipo de media que se necesite, estas deben utilizarse por periodos de tiempo que superen los seis meses, aunque siempre debe contar con la aprobación de un especialista en el área.

Aparte de conocer sobre las diferencias en la fuerza de la compresión, se debe entender las alturas de las medias existentes si se espera un correcto tratamiento de varices. Es así como los tamaños también se adaptan a las necesidades del paciente, existiendo la posibilidad de elegir entre medias cortas, con un largo que llega hasta las rodillas; medias tipo calcetín, a media pierna; medias largas que pueden llegar hasta los muslos y medias pantys.

Aunque dejar de usar las medias de compresión para varices puede ser una tentación difícil de ignorar, sobre todo durante los cambios de estación, en especial el verano parte de la magia de dichas medias recae en la diversidad de tipos que existen y que le conceden una capacidad de elección al paciente, pudiendo adaptarse a los factores externos de entre los que está quizás la moda.

Las ventajas de utilizar medias en el tratamiento de varices se centran en el hecho de que la presión que es ejercida en la pierna previene la formación de coágulos en las venas, ya que se mejora la circulación sanguínea hacia el corazón. Aparte de esto, es un casi inmediato calmante del dolor, los calambres y cualquier incomodidad que puedan surgirle a una persona que sufra de varices. En los casos de mujeres embarazadas, estas son especialmente recomendadas, ya que la mayoría de las mujeres padece de ellas durante el embarazo y luego del parto.

Algunos de los aspectos que son importantes tener en cuenta cuando se hace referencia a las medias de compresión para varices es el mantenimiento de las mismas, su lavado a mano es obligatorio, ya que a pesar de que son resistentes pueden sufrir de rasgaduras. Aparte se le debe concede un cuidado óptimo para lograr mantenerlas útiles por un periodo superior a la media, parte de este cuidado supone no utilizarlas inmediatamente tras la aplicación de lociones hidratantes o colocarle cualquier producto que puedan dañarles, ser cuidadosos con ellas es importante ya que su cuidado no sólo nos permitirá evitar compras innecesarias, sino que además nos facilitará el cumplimiento de nuestro tratamiento.