Prevenir las varices con remedios caseros

Remedios caseros para las várices

Cómo se ha mencionado en entregas anteriores, las várices o venas varicosas son venas superficiales que se han inflamado y retorcido por el daño a las válvulas internas que permiten generalmente el flujo sanguíneo correcto de las piernas y pies al corazón, al ser un problema común son muchos los remedios caseros para las várices, te enseñaremos algunos.

 

Las dolencias de arañitas, flebitis, trombosis pueden ser tratadas con el fin de reducir las molestias producidas por estas venas inflamadas a través de métodos ambulatorios como infiltraciones o quirúrgicos para casos más graves como la extracción de las várices.

Remedios caseros contra las varices
A cualquier edad esta patología se puede hacer presente en nuestras vidas, sin importar si eres joven o mayor. La aparición de venas varicosas es inevitable por factores hereditarios, si eres mujer que adicionalmente toma anticonceptivos o terapia de reemplazo hormonal, con alto grado de sedentarismo, fumas, comes mal entre otros factores corres el riesgo de sufrir de venas varicosas.

 

Remedios caseros

 

Sin embargo, los avances de la ciencia no implica que un sector de los pacientes afectados prefieran estos métodos, por eso debemos explorar esos remedios caseros para eliminar las várices, que han pasado de generación en generación y que forman parte del bagaje cultural e incluso familiar pues en muchos casos son recetas de nuestras abuelas.

Todos hemos oído de algo llamado coloquialmente “emparche”, que no es más que una especie de venda que se coloca en la zona afectada impregnada con hierbas y líquidos que producen la sensación instantánea de alivio.

La lista de remedios caseros contra las várices y fórmulas mágicas para este padecimiento es inmensa, por lo que trataremos de recomendar en este texto las más populares y con mejores resultados.

Es importante no perder de vista que sus efectos -aunque pueden mitigar los síntomas molestos de una várice – no se experimentaran tan rápido o serán tan notorios como los procedimientos profesionales.

 

Apósitos

 

Sin duda la vía natural es una alternativa que tiene amplia posibilidad de mitigar el impacto de las várices en nuestra salud. Por ello en este segmento resumimos algunos de estas prácticas como el uso de arcilla verde.

Se diluyen cuatro cucharadas de esta arcilla en una taza de agua y se mezclan hasta conseguir una pasta, aplicándose en compresas en la zona afectada se deja secar  y se retira con jabón neutro y agua tibia.

La receta de los ajos es añeja y consiste en machacar cinco cabezas de ajo que luego se añaden a una recomendable cantidad de alcohol. Esto se frota en las piernas y pies dos veces por día.

Si te gusta el chile o el ají dulce, recomienda su ingesta pues contribuye a combatir las várices debido a que la sangre se hace más líquida y facilita la circulación.

El vinagre de manzana es un líquido que se coloca directamente en piernas y pies, masajeando de abajo hacia arriba. Se deja actuar por unas tres horas para luego removerlo.

Los bienamados paños de árnica puedes obtenerlos al hacer una infusión o con tintura de árnica, impregnando una tela limpia que puedas usar para envolver tus piernas.

El baño para las várices también es popular. Sus ingredientes son la manzanilla, laurel, bicarbonato de sodio y dos litros de agua. Primero se lleva a hervor el agua y al bajarla de la cocina se le añaden las hierbas y el bicarbonato, al estar tibio se colocan los pies en esta infusión.

Té e infusiones

 

Otro de los remedios caseros para las várices que te podemos recomendar es que con corteza de roble, hojas de orégano y nogal, ¾ partes de aceite de oliva se colocan en un envase a baño de maría a fuego lento y durante dos horas hasta que se reduzca, ya tibio se escurre y filtra. Con él se realizan masajes de abajo hacia arriba todas las noches.

La raíz del diente de león, tres cucharadas exactamente se hierven en medio litro de agua con una cucharadita de milenrama. Dicha infusión se cuela y de toma a lo largo del día. También en infusión se puede tomar la castaña de India en proporción de una taza de agua por cada cucharada de castaña. Se beben dos tazas diarias por tres meses. Esta fórmula mejora la elasticidad de los vasos sanguíneos y fortalece las válvulas venosas.

Remedios caseros contra las varices
El ginkgo biloba se prepara en té. Una cucharada en una taza de agua hervida bebiendo una taza al día. Este remedio casero permite mejorar la circulación sanguínea de manera especial de las extremidades inferiores.

Hierve durante diez minutos dos cucharadas de vid roja en ½ litro de agua. Dejar refrescar y se toma a lo largo del día. Permite fortalecer las paredes de las venas, esto evita su dilatación excesiva y favorece la circulación de retorno.

Bebe tres veces al día una taza de infusión de 15 gramos de manzanilla, 10 de melisa, 10 de cola de caballo y 5 gramos de nogal, en un litro de agua que hierva durante 10 minutos.

 

Cremas relajantes y calmantes

 

En conjunto con los remedios caseros contra las várices, las cremas pueden resultar la combinación perfecta para mejorar los síntomas de estas venas inflamadas. El mercado nos ofrece amplio espectro de fórmulas como la crema Goicochea que -de acuerdo a sus promotores – promete mejorar la circulación, reducción de la variz y por ende de la hinchazón.

La emulsión Pro-K, es una crema de aceites esenciales y vitamina K indicada para disminuir la venillas y mejorar su aspecto.

La venastat gel, está fabricada con productos naturales como la castaña de indias y otros ingredientes que colaboran con la circulación y la relajación de las piernas. Thrombocid forte es la más reconocida por eliminar dolores que provocan las várices.

Entre las que podemos hacer en casa, están la crema de vinagre de manzana, aloe vera y zanahoria, así como la mezcla de flores secas de caléndula, con cera de abeja y aceite de oliva.

 

Tecnología avanzada

 

Ahora bien, si deseas una acción más rápida y profunda, el Centro de Enfermedades de Venas (CEV) ubicado en Barcelona, España con extensa experiencia en el tratamiento de esta patología utiliza avanzada tecnología con el fin de aminorar o eliminar sus síntomas.

Uno de estos métodos la Ecodopplera color, está orientada al diagnóstico y procedimiento para atacar las alteraciones venosas. También llamado eco doppler a color está fundamentado en el uso del ultrasonido que  aunado al efecto doppler permite estudiar la velocidad del flujo de la sangre, pero añadiendo unidades de color a la dirección y velocidad del flujo sanguíneo.

En este centro asimismo practican la “escleroterapia con espuma”, técnica mínimamente invasiva para tratar várices troncales. Con la inyección de espuma dentro de una várice que al entrar al torrente se adhiere a las paredes del vaso y mejora considerablemente la función y flujo de sangre, secando la vena afectada.Es bastante popular para venas gruesas de piernas, cara y manos.

Un método innovador es el Endoláser utilizado para cerrar la vena principal con luz láser. Consiste en introducir una microfibra de láser entre 300 y 600 micras que cauteriza el interior de la vena produciendo el cierre y finalmente la eliminación de várice.

Se aplica con anestesia local, es un procedimiento indoloro, su recuperación es breve y no afecta la actividad diaria del paciente.

Dicen que las manos son la carta de presentación de las personas por ello este centro se ocupa de tratar esas venas que afean su aspecto. Para ello cuentan con la llamada escleroterapia sin dolor que también utiliza inyecciones con agujas finas que permiten mejorar la apariencia estética de las venas y alivia el dolor. Su efectividad se ubica entre el 50 a 80%.

Así que no existe la manera en que no puedas acabar con esas pequeñas y desagradables arañitas, sea por un método u otro es posible.