Qué comer para prevenir las varices

¿Qué comer y qué no para combatir las varices?

Aunque al aparecer las varices se convierten en una enfermedad crónica – no se curan – existen ciertos trucos que puedes poner en práctica para prevenirlas e incluso aminorar sus síntomas cuando ya notes en tus piernas, las arañitas vasculares.

Como ya te hemos explicado en otras entregas, el porcentaje de padecimiento de esta patología se ha incrementado en las últimas décadas en todo el mundo, por ello es de nuestro interés llamar tu atención hacia aquellos métodos que te permitan evitar las varices o en todo caso disminuir su avance y dolencias.

En este cuadro de prevención es obligatorio mencionar la buena alimentación porque uno de los factores que inciden en la aparición de esta enfermedad es la obesidad y el sobrepeso, dolencias íntimamente vinculadas con el ocio y el sedentarismo.

Comidas prohibidas para prevenir las varices
El primer y primordial elemento en tu dieta diaria debe ser el agua. Su consumo nunca será un exceso y sus propiedades son extraordinarias para incrementar la fluidez de la sangre, recoger los desechos y mantenernos hidratados.

Como debes haber escuchado hasta el cansancio se aconseja tomar 2 litros de agua al día. Sin embargo, si tomas más no te hará daño. No olvides entonces agregar este vital líquido en tu dieta.

Otro consejo es consumir fibras. De por sí, son beneficiosas para la salud – no sólo para ir regularmente y sin traumas al baño – sino que son esenciales para prevenir la aparición de las varices.

Para lograr el consumo óptimo de este elemento, en tu dieta, añade en 1 ó 2 comidas  verduras, todas las que quieras siempre y cuando estén cocinadas en agua.

Igualmente puedes conseguir mucha fibra en las hortalizas como la espinaca, berro, lechuga. Consume la que desees en ensaladas sin aderezos sobresaturados como mayonesa y mostaza. Aderesarlas con aceite de oliva, quinoa e incluso frutos secos.

Estos últimos, también son ricos en fibra por lo que al añadirla a tu ensalada estarás contribuyendo a tu buena circulación y por consiguiente a evitar las varices.

Otra forma de consumir fibra  es sustituir pasta, panes, arroces por su forma integral, las cuales tienen un bajo porcentaje de harinas y sémolas.

 

Grasas poliinsaturadas

Caso contrario a las grasas poliinsaturadas, el consumo de éstas logran disminuir los triglicéridos y el colesterol en la sangre por ello se les llaman grasas saludables.

Ingerir porciones de estos alimentos logran que el líquido rojo fluya mejor por las venas, evitando el riesgo de posibles coágulos, los que son un riesgo cuando padecemos de varices. Estas grasas están presentes en los pescados azules, aceite de hígado de bacalao, soja y maíz y por supuesto los frutos secos.

Todas estas grasas poliinsaturadas tienen en su componente selenio e incluso antioxidantes, otro factor muy favorable para prevenir la aparición de las venas varicosas.

Comidas a evitar para prevenir las varices
Es recomendable tomar una porción al día de nueces, avellanas, almendras, girasol y piñones solos o como ingredientes de tus comidas.

No podemos dejar por fuera la Omega 3, contenida en el pescado, semillas de lino, linaza, sésamo y aceite de oliva.

Este último, evita la acción de los radicales libres que provocan un efecto desfavorable en el corazón, arterias y venas.

Los radicales libres son perniciosos pues envejecen las paredes de las venas, haciéndolas más débiles y convirtiéndolas en tierra fértil para la formación de la varices.

Por ello es tan importante mantener como una alimentación rica en antioxidantes. Además del pescado y el aceite de oliva, trata de incluir en tu dieta frutos rojos como fresas, frambuesas, moras, así como zanahoria, cebolla, ajos, tomates y espinacas.

 

Cítricos maravillosos

Una de las frutas que hacen maravillas en la prevención de las varices, son los cítricos ricos en fibra y vitamina C, sumado a los bioflavonoides que ponen su gran grano de arena para la salud del sistema cardiovascular.

Recordemos que los bioflavonoides son especialmente beneficiosos para atacar esta patología, porque

sus componentes logran regenerar los vasos sanguíneos.

Un dato que deberías anotar es que por ejemplo, la parte blanca de las naranjas y mandarinas contienen gran cantidad de fibras y bioflavonoides . Así que no seas de esas personas que evitan a toda costa consumir estas especies de venitas blancas de la fruta, porque estarías perdiendo consumir  todo su potencial curativo.

Otro alimento maravilla que tenemos al alcance de la mano y con alto contenido de flavonoides es la remolacha.

Una hortaliza con un color característico que algunos comparan con el rojo de la sangre y es que este alimento, además contiene ácido fólico, antioxidantes y óxido cítrico.

Es casi una norma que los médicos recomienden – en caso de anemia – la ingesta de un zumo de esta verdura con zanahoria y naranja. Es increíble para el corazón y para sanar la sangre

 

Vitaminas milagrosas

Ya te explicamos como la vitamina C, es el componente ideal para bajar el colesterol, subir las defensas, pero también logra prevenir las enfermedades vasculares y por supuesto las varices.

La vitamina E, es otro ingrediente que no puede faltar en tu dieta por su capacidad antioxidante, controlando el colesterol que pueda acumularse en nuestras arterias. Es una alternativa excelente para combatir la mala circulación y posibles varices.

 

Evita a toda costa

Ahora es el turno de los ” malos de la partida “, aquellos ingredientes que debes evitar o en sus efectos reducir.

Lo primordial es reducir la sal. Si no puedes eliminarla de tus comidas, coloca lo mínimo porque la sal en exceso puede enfermar tus riñones, provocar rigidez en los vasos sanguíneos e influenciar negativamente en la tensión arterial.

Evita la ingesta de comida chatarra y elaborada con aceite porque su gran contenido de grasa mala tiende a tapar las arterias y afectar severamente la liquidez de la sangre, riesgo inminente para padecer de varices.

Tomar tus precauciones en la ingesta de quesos curados, mantequilla, productos lácteos alcohol, café y cigarros, porque son ricos en grasa y pueden desencadenar sobrepeso, uno de los factores de riesgo para padecer de varices y los tres últimos, son una combinación mortal.