Deportes para prevenir la apariciónd e varices

Las varices y los deportes

A nadie le gusta descubrir que en sus piernas o pies comienzan a aparecer pequeñas arañitas verdes o azules, síntomas inconfundibles de que sufres de algún tipo de insuficiencia venosa o comienzas a padecer de varices.

Antes de alarmarte por esta imagen o porque tienes sensación de cosquilleo o adormecimiento en tus extremidades inferiores, reserva una cita con un doctor especialistas en estos temas, un flebólogo, a fin de determinar en qué grado de la dolencia te encuentras.

Si tu dolencia está en su etapa inicial puedes recurrir a diversos métodos para aliviar estos síntomas, como remedios naturales o simplemente dejarse tratar por la medicina natural. Sin embargo, sí no deseas llegar a estos extremos, hay una alternativa bastante eficaz para combatir las varices e incluso lograr detener su avance.

Practicar deporte para prevenir la aparición de varices
Como ya debes haber indagado, el sedentarismo es una de las causas que contribuye a empeorar la condición.
En este post queremos puntualizar que el ejercicio o los deportes de bajo impacto, son una excelente práctica para lograr el objetivo de aminorar dolores, cosquilleos o calambres producto de las venas varicosas.
Debe estar muy clara que el deporte de por sí, mejora las condiciones del organismo y que es beneficioso para combatir y luchar contra las varices.

Los expertos aconsejan – al iniciar un esquema de ejercicios- evaluar como ésta actividad permitirá la movilidad de los músculos de las piernas, lo que incide directamente en mayor fluidez y retorno de la sangre al corazón, lo que es – sin dudas – una forma de evitar edemas y la afectación del sistema venoso.

Ejercicios simples

Existen desde ejercicios simples hasta los más complejos como la natación o el aerobic, que tendrán efectos inmediatos si se mantiene un régimen diario de actividad física o algún deporte de impacto suave.
Pero te preguntarás cómo hacer para elegir el deporte o ejercicio indicado. Los especialistas recomiendan ir probando cual es el que más alivio proporciona. Sin embargo, hay unos muy sencillos que puedes probar en tu propia casa:
Prevenir la aparición de varices con deporte
– Ponte en puntillas y caminar unos segundos, repetirlo unas 10 veces. Este ejercicio hará que tu sangre circule nuevamente por tus extremidades y tus músculos se tonifiquen, eso sí, debes intentar hacerlo diariamente.

– Tumbado o tumbada sube tus piernas, haz movimientos circulares con tus pies. Pueden ser coordinados, es decir, los dos pies a la izquierda y a la derecha (5 veces) o puedes hacer círculos en sentido contrario (5 veces).

Con este ejercicio se busca especialmente reactivar la circulación de tus pies, que cargan tu peso todo el día.

Yoga y otras disciplinas

Aunque el yoga no está considerado un deporte sino una filosofía, una disciplina, como ya hemos hablado en otras oportunidades, su práctica continua permite observar, en poco tiempo, resultados asombrosos no sólo en el equilibrio espiritual y mental, sino en el desarrollo de la musculatura, el fortalecimiento de los huesos y una mejor circulación y fluidez de la sangre en su retorno al corazón.
Por ello es tan favorable practicar una serie de posiciones durante unos minutos por día para aquellas personas que comienzan a padecer de varices.

Los doctores consideran que cualquier ejercicio motor como caminar, correr, nadar está altamente indicado para aminorar este padecimiento. Solo hacen la salvedad que cualquiera sea la modalidad que elijas, evites a toda costa ambientes calurosos, pues las altas temperaturas son contraproducentes para las afecciones venosas.

Hay una salvedad, es que cuando te adentres en el mar, hagas algunos movimientos con tus piernas como correr sin moverte de tu posición, saltar unas 5 ó 10 veces, ¿por qué? Es simple, la presión del agua cada vez que haces un movimiento, actúa como un masaje en los músculos de tus extremidades ayudando a activar la circulación en estas zonas.

Otro método que te ayudará con las varices es el pilates que al igual que el yoga, utiliza posturas que favorecen al sistema cardiovascular. Por ello, te recomendamos indagar sobre esta disciplina para que determines si te conviene.

Existen ejercicios de pilates de bajo impacto y adecuados si sufres de alguna dolencia lumbar, por lo que no temas preguntar a algún instructor e incluso inscribirte en algunas clases que sin dudas desarrollarán un esquema especialmente diseñado para tí.

Evita estos deportes

Existen deportes que nunca debes practicar si padeces de varices. Para no comprometer tu sistema venoso, evita: fútbol, boxeo, baloncesto, hockey. Estos son ejercicios de mucho esfuerzo y de  contacto físico que pueden ser más dañinos que beneficiosos.

Tampoco se recomiendan, deportes en los cuales dures mucho tiempo sentado y con impactos fuertes como la equitación o el motocross. Asímismo no son aconsejables el tenis, voleibol, pádel pues son deportes en los cuales tus piernas y pies deben esforzarse al máximo lo que podría producto más daños en tus venas.

Para concluir

Luego que hagas cualquier deporte o ejercicio llega a casa y date una ducha de agua fría, pero si es con chorros dirigibles en piernas y pies mejores resultados. Deja que el agua corra por unos 10 minutos. Notarás una diferencia enorme sobre todo la disminución de cosquilleo, pesadez y calambres.

Procura darte masajes con cremas frías y mentoladas desde el pie hacia arriba para estimular más tu sistema venoso.

Colocar las piernas en alto, por encima de tu cabeza, por unos 10 minutos. Mantente hidratado, no solo tomando agua (8 vasos por día). También hidrata tu piel con alguna crema de aloe vera o cualquier otra pues está comprobado que una piel hidratada evita que nuestra dermis se agriete o se ponga escamosa, otro riesgo de tener varices.

Trata, aunque estés en tu oficina, hacer ejercicios para tus pies y piernas, sin importar que llames la atención, tu sistema circulatorio te lo agradecerá.

Para de trabajar cada dos o tres horas y estírate un poco. No dures mucho tiempo sentado porque – recuerda- que esta también es una de las causas que producen la acumulación de sangre en tus extremidades.

Si tienes disposición genética para padecer esta enfermedad, quiere decir que tienes más predisposición a sufrir esta enfermedad, pero si tomas estos consejos podrás retrasar o evitar la aparición de varices.