Escleroterapia guiada (TIGOS)

La Escleroterapia guiada visualmente mediante transcatéter (TIGOS), es una técnica avanzada que se utiliza en los casos de venas varicosas de gran tamaño, y por la forma es que se ejecuta, ofrece al paciente mayor seguridad, precisión y eficiencia, entre otros beneficios.

En el procedimiento, se hace uso del ultrasonido dúplex, para poder dirigir con mayor facilidad el catéter por el interior de la vena hasta la válvula a tratar, permitiendo el taponamiento de las principales venas localizadas en las zonas difíciles de llegar, localizados comúnmente en la ingle y en la rodilla, y por representar un tratamiento extremadamente seguro, le evitará recurrir a una intervención quirúrgica.

¿Cómo se llama? (lo necesitamos)

¿Y su email? (lo necesitamos)

¿Le podemos llamar? Escriba su teléfono

Cuéntenos y le llamaremos

La primera visita es informativa, se realiza un entrevista, un exhaustivo examen físico y una exploracion mediante EcoDoppler lo que permite realizar un diagnóstico y orientar el tratamiento adecuado. Todo esto sin coste alguno.

Debe aceptar la Política de Privacidad

Gracias a la gran oportunidad de visualización que ofrece este método al especialistas, esas venas difíciles de encontrar serán mejor curadas, por medio de un catéter dirigido hacia las várices más profundas. Estas sustancias esclerosantes, una vez inyectadas, provocan el cierre de la vena afectada, provocando su endurecimiento y su reemplazo por un cordón de tejido fibroso, el cual, el organismo lo irá asimilando con el tiempo. El método por Escleroterapia guiada (TIGOS), permite al especialista llegar a esas venas que son invisibles en la superficie de la piel e indetectables al ojo humano, ya que muchas veces esas várices profundas son las causantes de las lesiones situadas en la superficie de la piel.

Gracias al avance de la tecnología en estos procedimientos, le evitará al paciente recurrir a la opción quirúrgica, ya que en el pasado, era muy común tratar este tipo de várices profundas por medio de una cirugía. Por el contrario, hoy en día, con la oportunidad que le ofrece el Centro de Enfermedades de Venas con el procedimiento por Escleroterapia guiada (TIGOS), y con ayuda de nuestros especialistas, usted será tratado en tan solo 30 minutos, sin necesidad de incisiones ni largas y complicadas recuperaciones. Entre los beneficios de este tratamiento, están en el poco número de sesiones necesarias, ya que al tratar las várices profundas se produce la desaparición en cadena de las otras más superficiales, además de proporcionar más seguridad y eficacia.