Eliminar las varices sin tratamiento

¿Es posible combatir las varices sin tratamiento?

Las varices son venas visibles causadas por la acumulación inusual de sangre debido a las paredes debilitadas de las venas. Éstas son causadas por múltiples factores: algunas son congénitamente defectuosas, otras causas son el sobrepeso, el embarazo, la edad, el estar mucho tiempo de pie, lesiones en las piernas, ciertos tratamientos médicos, etc.

En la actualidad no existe a ciencia cierta forma de prevenir las varices, salvo aquellos consejos relacionados con la vida saludable: tener una dieta balanceada, no fumar, hacer deporte, mantenerse en forma y evitar la obesidad. También será mejor no utilizar ropa ajustada y no exponerse mucho al sol (porque el calor funciona como vasodilatador) Ahora pues, una vez que están allí, ¿es posible combatirlas sin tratamiento?

 

Hacer desaparecer las varices sin tratamiento

Existen terapias alternativas, por ejemplo:

 

  • Cremas, preferiblemente las que posean aloe vera, glicerina, agua, potasio y vitamina K.

 

  • Geles de efecto frío y masajes en la zona para reducir la hinchazón, siempre en sentido ascendente, lo mismo que cuando nos damos duchas frías.

 

  • Té de manzanilla con aceite de manzana, frío, aplicado con un algodón en la mañana y en la noche.

 

  • Aloe Vera: el jugo del aloe vera se pasa con compresas y se deja actuar durante la noche. Esta planta medicinal que tiene muchísimas propiedades también colabora en la deshinchazón.

Ahora bien, es muy difícil que las varices desaparezcan una vez que ya han salido (excepto las del embarazo que a menudo se van). Si bien estos remedios caseros ayudan a aliviar los síntomas de dolor e hinchazón no las hacen desaparecer. Hoy en día existen tratamientos mínimamente invasivos como los que ofrece el Centro Enfermedades de Venas en Barcelona.

Las varices son muchas veces dolorosas y empeoran con el tiempo, así que cuanto antes se traten más fácil será darles lucha y reducir sus problemas estéticos. Afortunadamente los tratamientos van más allá de la cirugía que era la única técnica disponible en el pasado. La mayoría de los tratamientos se resuelven en una o dos horas en el centro por sesión (que no son más de tres) y algunos días de la utilización de medias para mejorar la respuesta al procedimiento. Y lo mejor de todo, son resultados duraderos.