Evitar varices con buena nutrición

La nutrición para una buena circulación

¿Sabías que es posible mejorar la circulación sanguínea llevando un estilo de vida saludable y una alimentación balanceada?

Las personas que sufren afecciones circulatorias, como sería el caso de las varices, deben prestarle un sumo cuidado a los alimentos que forman parte de su dieta diaria.

El motivo es simple, muchos alimentos pueden exacerbar esta condición en sus pies y piernas, o en el peor de los casos, generarles complicaciones mayores e indeseadas.

Esto se debe a que la mala alimentación influye negativamente en la circulación de la sangre, haciéndola cada vez menos fluida, lo cual compromete dramáticamente al aparato circulatorio.

Sin duda, la nutrición guarda una estrecha relación con la buena salud, y por supuesto, con una correcta circulación sanguínea. De allí que cuidar los alimentos que nos llevamos a la boca sea tan importante.

Nutrición para una buena circulación

¿Qué alimentos mejoran la circulación sanguínea?

Es bien sabido que los alimentos ricos en antioxidantes y vitamina C, como por ejemplo el ajo y la naranja, tienen propiedades capaces de mejorar la irrigación sanguínea en las extremidades inferiores.

A continuación, listaremos los alimentos más favorables para la buena circulación de la sangre:

  • Frutas ricas en vitamina C

Las frutas que contienen altas concentraciones de ácido ascórbico, como la naranja, el limón, el kiwi o las fresas, deben ser consumidas regularmente por los pacientes que han sido diagnosticados con problemas circulatorios, ya que fortalecen la pared de los vasos sanguíneos.

  • Alimentos que contengan omega 3

Los alimentos que contienen omega 3, como el atún, las semillas de chía, las sardinas o el salmón, facilitan muchísimo la circulación porque permiten que la sangre fluya como es debido.

  • Alimentos ricos en alicina

La cebolla y el ajo son solo algunos de los alimentos enriquecidos con alicina; una sustancia muy saludable que previene la obstrucción de los vasos sanguíneos (cuando esto sucede comienzan a formarse varices en las piernas y en los pies).

  • Alimentos ricos en antioxidantes

Los antioxidantes, como el licopeno, son muy saludables para las personas que sufren de mala circulación sanguínea puesto que mantienen a los vasos sanguíneos en perfecto estado.

El mango, la sandía, las almendras, las nueces o el tomate son ricos en antioxidantes, y por lo tanto, no deberían faltar en el plan alimenticio de aquellas personas que desean proteger al máximo su aparato circulatorio.

  • Alimentos que contengan potasio

El cambur, aguacate, yogurt o la remolacha son fuentes saludables de potasio. Por lo tanto, evitan la retención de líquido y eliminan el agua en las células del cuerpo, con el fin de que no se hinchen las extremidades inferiores.

Si te aseguras de incluir estos alimentos en tu alimentación diaria es muy probable que te mantengas saludable, y sobre todo, sin varices ni úlceras en tus pies o piernas.