La nutrición y la aparición de varices

La nutrición y su consecuencia en la aparición de varices

Las varices afectan aproximadamente al 15% de la población y sus causas son muy variadas.

El sobrepeso, el sedentarismo y la mala alimentación son solo algunos de sus factores desencadenantes, y, por lo tanto, debes cuidarte al máximo para evitar este padecimiento.

En efecto, llevar una alimentación poco saludable y balanceada puede acelerar el proceso de dilatación de las venas, lo cual impide que la sangre fluya correctamente hacia el corazón.

Estudios han demostrado que el estreñimiento es uno de los factores de riesgo de las venas varicosas, y esta condición está intrínsecamente relacionada con la poca ingesta de fibra y con la deshidratación.

Alimentos que promueven las varices

Para evitar la formación de varices es recomendable reducir al mínimo el consumo de los siguientes alimentos:

  • Embutidos.
  • Tocino.
  • Mantequilla, quesos y muchos otros derivados de la leche.
  • Bollería y conservas.
  • Carnes rojas y pescados ahumados o salados.
  • Patatas.
  • Salsas.
  • Encurtidos
  • Pan.
Estos alimentos, así como cualquier otro que sea rico en grasas saturadas, están contraindicados en aquellas personas que tienen una mayor predisposición a sufrir de varices en las piernas o en otras áreas del cuerpo.

El motivo es simple: dichas grasas elevan los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre (la espesan y dificultan el retorno venoso), lo cual incentiva la aparición de coágulos sanguíneos.

La sal común también está contraindicada porque contiene mucho sodio, lo cual incentiva la retención de líquido. De modo que el volumen de sangre se incrementa, y por último, se hinchan las piernas y aparecen los edemas.

Otros alimentos contraindicados

Las comidas muy picantes también deben evitarse al máximo porque ocasionan que las venas se dilaten con mayor facilidad.

Asimismo, el consumo de alcohol, café y chocolate son contraproducentes para el sistema venoso porque impiden su correcto funcionamiento.

No se trata de suprimir completamente su ingesta, sino de moderar la frecuencia con que se consumen, y sobre todo, sus porciones o cantidades para no incentivar insuficiencias sanguíneas importantes.

La nutrición afecta a las varices

Alimentos recomendados y saludables

El sobrepeso también produce varices en hombres y mujeres. En consecuencia, debes cuidar tu alimentación para que no arriesgues la salud de tus venas de ninguna manera.

Otro factor desencadenante es el estreñimiento, y por ende, se recomienda consumir alimentos ricos en fibra y potasio puesto que regulan la actividad intestinal y sanguínea de forma dramática.

Las frutas, así como todos aquellos alimentos fibrosos, o que tengan efectos diuréticos, no pueden faltar en un plan de alimentación balanceado y saludable.

Hay que destacar que estos evitan la formación de varices y otras condiciones importantes ya que tienen propiedades antioxidantes por ser ricos en flavonoides.

La alimentación es la clave

Llevar un estilo de vida saludable, hacer ejercicio y comer balanceadamente es vital para que las paredes de las venas se mantengan en forma, y así no sufras de piernas cansadas, ni de varices.

Sin duda, la nutrición puede jugarte a favor o en contra si sufres de esta molesta condición, y por lo tanto, debes prestarle atención a los alimentos que consumes a diario cuanto antes.