Como detectar las varices antes de que salgan

¿Qué señales aparecen antes de crearse las varices?

Las varices se forman cuando la presión de la sangre se incrementa dentro de las venas, llegando a debilitarlas o dañarlas profundamente.

La mala circulación sanguínea es un importante factor de riesgo, sobre todo en aquellas personas que no se ejercitan a menudo, que tienden a fumar con frecuencia, y que no se alimentan saludablemente.

Las varices, también conocidas como venas varicosas, se pueden formar en varias partes del cuerpo, como las piernas, el recto, los testículos, el estómago, el hígado o el esófago.

Básicamente, se producen cuando la sangre se acumula en las válvulas venosas debilitadas, o cuando fluye hacia las extremidades inferiores, en lugar de hacerlo hacia el corazón.

Las varices son fáciles de reconocer y diagnosticar, tanto así que basta con un chequeo visual profesional para confirmar la diagnosis.

Las venas varicosas tienen una apariencia abultada y su coloración suele ser rojiza o violácea. Sin embargo, existen algunas señales previas que usted puede ir experimentando antes de que se formen por completo, como las que le compartiremos a continuación.

Señales antes de que aparezcan las varices

¿Qué señales aparecen antes de las varices?

Pesadez en las piernas

Si sus piernas se sienten cansadas, en especial al pasar mucho tiempo sentado o de pie, es probable que la sangre se esté acumulando en sus venas, en lugar de fluir hacia el corazón.

Tenga en cuenta que esta condición puede hacer que sus piernas se sientan pesadas, especialmente si usted es una persona sedentaria.

Calambres

Los calambres son otra señal de alerta. En esencia, son contracciones dolorosas e involuntarias que afectan a las extremidades inferiores con mayor frecuencia, y que suelen presentarse más que todo por las noches.

Dolor de piernas

Cuando las válvulas y las paredes venosas comienzan a debilitarse es común que las personas experimenten dolor en sus piernas.

Hay que destacar que la intensidad del dolor dependerá de cuán afectado esté el aparato circulatorio, o de cuán perjudicado esté su retorno venoso.

Parestesia

La parestesia es otra de las señales que podría emitir su cuerpo en caso de que las venas de sus pies o piernas estén impidiendo un correcto flujo sanguíneo hacia el corazón.

Por lo tanto, es probable que experimente una sensación de hormigueo o entumecimiento en sus piernas al estar mucho tiempo en la misma posición: bien sea sentado o de pie.

Edemas

Cuando la sangre no circula hacia el corazón, sino que fluye hacia las piernas, comienzan a dañarse las válvulas venosas, y es tan solo cuestión de tiempo para que las varices aparezcan.

La causa de los edemas o hinchazones en las piernas es la retención y acumulación de líquidos en ellas, que en este caso correspondería al fluido sanguíneo.

Si usted experimenta algunos de estos síntomas con frecuencia es recomendable que acuda a un especialista para que determine si está en presencia, o no, de una enfermedad varicosa.

De ser así, deberá indicarle un tratamiento que lo ayude a contrarrestar los síntomas, malestares y dolencias que ocasionan las venas varicosas.

Recuerde que de no tratar este padecimiento a tiempo podría sufrir importantes complicaciones de salud, como la formación de úlceras en sus pies o piernas.

En definitiva, debe estar alerta a las señales que se manifiestan antes de crearse las varices, para que su calidad de vida no se vea perjudicada dramáticamente.