Borrar varices afectadas

Sistema circulatorio y las varices

Recordamos vagamente que en el colegio nos explicaban sobre los diferentes sistemas que componen nuestro cuerpo. El fundamental – aunque todos son imprescindibles para la vida – es el sistema circulatorio porque en él se encuentra el músculo más importante de nuestro organismo.

El corazón, principal componente de este sistema, es el que bombea la sangre por todos  los órganos. El sistema circulatorio además está compuesto por venas, arterias, sangre, vasos linfáticos y la linfa.

Tan importante es la función de cada uno de estos elementos, que si falla alguno corre  riesgo la vida.

En este post te explicaremos cada una de estas funciones y qué pasa cuando fallan, además algunos consejos para evitar su deterioro.

Ahora hablemos como la sangre transporta los diversos nutrientes que requieren los órganos para cumplir su labor, además de aportar oxígeno y arrastrar los desperdicios que luego serán expulsados del organismo.

Varices por afectación del sistema circulatorio

¿Qué son los vasos sanguíneos?

 

Esta especie de túneles ramificados por todo el cuerpo, son los conductos por donde pasa la sangre.

Tenemos dos tipos de vasos sanguíneos: Arterias y venas, las primeras sacan la sangre del corazón y las segundas la devuelven a este músculo y así se completa el ciclo de vida altamente complejo y perfectamente cronometrado. Es una máquina muy bien estructurada que transporta – de ida y vuelta – el líquido rojo por cada rincón de nuestros tejidos.

El corazón, un músculo del tamaño del puño de tu mano, es una bomba que late entre 60 a 80 pulsaciones en reposo.

El líquido rojo en las aurículas se moviliza a las válvulas tricúspides y de allí al ventrículo. Todo este proceso se lleva a cabo en los latidos (sístole- diástole)

Debemos hablar de la linfa, líquido sin color que – a diferencia de la sangre – transporta glóbulos blancos al corazón. Este líquido proviene de los músculos capilares. No podemos dejar de mencionar la médula ósea y el timo, quienes producen los linfocitos (se llaman popularmente leucocitos).

El bazo es un filtro que desecha de la sangre, las alteraciones celulares, mientras que los ganglios tienen como tarea impedir las infecciones.

 

Enfermedades del sistema circulatorio:

Cuando nuestro sistema circulatorio se deteriora – más adelante explicaremos los motivos – se presentan una serie de enfermedades que pueden resultar bastante serias para no decir, mortales.

Ante cualquier síntoma que se manifieste como arritmia, dolor en el pecho, debilidad, mareos, pérdida momentánea de la visión entre otros, debes acudir inmediatamente al médico que, al estar involucrado el corazón, debe ser un cardiólogo. Este profesional de la medicina con base en los exámenes respectivos podría remitirte a un  especialista.

Varices provocadas por afectaciones en el Sistema circulatorio
Hablemos primero de una grave afección del sistema circulatorio; la arteroesclerosis, aquí están involucradas las arterias. Esta dolencia es producida porque los vasos sanguíneos se tapan con grasas, la arteria se inflama e incluso puede explotar causando los llamados trombos que también comprometen las venas e incluso pueden ser producto  por una vena deteriorada, convertida en várice que al no ser tratada o corregida puede producir que la arteria explote y así comprometer parte del sistema circulatorio.

Esta condición es bastante grave, su complicación podría provocar la muerte.

Arritmias: esta es otra enfermedad circulatoria que puede resultar benigna en algunas ocasiones pero debe ser revisada porque puede desencadenar un infarto. Están asociadas a desperfectos en el bombeo de la sangre como puede ocurrir cuando padecemos de varices, aunque normalmente es la falla de las arterias por el alto nivel de colesterol o hipertensión. Puede resultar en el deceso sino se trata a tiempo.

Insuficiencia cardíaca congestiva: ocurre cuando nuestro músculo cardíaco no es capaz de efectuar su función de oxigenación a través de la sangre por la dificultad de expulsar el líquido rojo por lo que no se oxigena comprometiendo a todo el organismo.

 

Cómo evitar enfermedades circulatorias

 

Los factores que pueden causar un infarto son los mismos que producen varices, trombosis o edemas.

Por ello debemos vigilar los malos hábitos que sin dudas, deterioran la salud de nuestro sistema circulatorio como por ejemplo el tabaquismo porque cada vez que aspiramos un cigarro a nuestro cuerpo monóxido de carbono, a través del humo lo cual disminuye el nivel de oxígeno en la sangre.

Este elemento es especialmente relevante en la aparición de venas varicosas y consecuentes complicaciones.

Obesidad: Las personas con sobrepeso corren enormes riesgos con su salud pues además de posibles infartos y otros graves padecimientos como trombos, edemas, aneurismas, es además causante principal de la diabetes, enfermedad que mata a millones al año en el mundo.

Sedentarismo: Como ya hemos indicado en otros textos, este es uno de los elementos perniciosos para la buena salud, especialmente del sistema circulatorio. Patologías como las varices son producto – en gran medida – de la inactividad física y provoca muchas complicaciones cardiovasculares.

Las enfermedades cardiovasculares pueden ser prevenidas con ejercicio, una saludable dieta y visitas periódicas al médico para determinar tus niveles de colesterol y grasa en la sangre.

 

Relación entre varices y sistema circulatorio

 

Podemos concluir que el sistema circulatorio tiene mucho que ver con la aparición de las varices . Su deterioro es una de las causas de que nuestras venas se hinchen, se llenen de residuos de la sangre que no puede devolverse al corazón e importaciones incluso – en los casos más graves – lleguen a producirse edemas y coágulos.

Por ello, debemos mantener en óptimas condiciones nuestra maquinaria circulatoria, a fin de poseer una perfecta salud de este sistema.

Evitar o prevenir las varices comienza con una dieta saludable sin grasas y poca sal, además de ejercicios diarios que activen tu circulación y tomar agua en abundancia que permitirá limpiar la sangre de residuos y lograr su fluidez .

Existen en la web infinidad de consejos que puedes seguir para garantizar unas piernas y pies libres de varices . Clics está, además de cuidar nuestro sistema circulatorio, debemos conocer si esta patología es hereditaria en tu familia pues una vez que se manifiesta es una enfermedad crónica pero puede ser controlada hasta el punto de evitar los dolores y posibles complicaciones.