Tratamiento para eliminar las varices de las manos

Cómo tratar las varices de la mano?

Cuando hablamos de venas visibles, es decir, varices, generalmente nos referimos a las que aparecen en las piernas por ser las más frecuentes, pero poco se dice sobre las que aparecen en las manos, y sin embargo siempre se ha dicho que “las manos delatan la edad”.

Estas varices son también indeseables porque dan a las manos un aspecto envejecido, al igual que la pérdida de elasticidad de la piel y las manchas.

Tratamientos para eliminar las varices de las manos
Sin embargo, las venas abultadas no siempre son producto de algo malo, en general se trata de venas saludables que llevan sangre de vuelta al corazón y se pueden hacer más visibles por la poca elasticidad del tejido, por pérdida de grasa subcutánea o por el agua que contienen los tejidos. Dado que es un lugar de mucha presión sanguínea, se provoca la expulsión de agua de músculos contraídos que va hacia las paredes fibrosas y les da a las venas ese aspecto abultado. Entonces puede ser que una persona que hace mucha fuerza, haga mucho ejercicio, beba mucho líquido o bien sea muy delgada, tenga venas vistosas.

Tratamiento para venas de la mano

Uno de los tratamientos más utilizados es la Escleroterapia sin dolor: son pequeñas inyecciones intravenosas con un fármaco líquido durante un lapso no mayor a 20 minutos, luego del cual lo único que se le pide al paciente es llevar guantes de compresión por unas horas (de 8 a 12) y luego se puede tomar la actividad habitual, excepto por ejercicio que incluya el uso de manos.

Usualmente se requieren unas 3 sesiones para lograrlo.

Con este tratamiento estas venas se encojen y a lo largo desparecen. Puede ser que por algunos días dejen alguna hinchazón o hematoma azulado que desaparecerá con el correr de los días.

Eliminación de varices de las manos en Barcelona
La escleroterapia sin dolor es uno de los tratamientos ofrecidos por el Centro de Enfermedades de Venas de Barcelona. Si desea hacerlo primero se le dará una cita con un especialista que evaluará su caso en particular para luego hacer la derivación hacia el tratamiento.

Las varices de la mano pueden no ser dolorosas, pero son sin duda visiblemente molestas, y el tratamiento es tan simple que vale la pena realizarlo.